Duilio Cambellotti

Duilio Cambellotti

Duilio Cambellotti es el artista artesano por excelencia, comprometido en la cuestión social y en la didáctica.

Como William Morris, sostiene la utopía socialista del arte global, moralizadora, pedagógica, accesible a todos.

Se diploma en contabilidad en el Liceo Artístico Industrial especializándose en el cincelado del metal. En 1897 obtiene la habilitación para enseñar en las escuelas y el mismo año gana el concurso para la realización de los palos de sustento de los tranvías romanos, el modelo de los cuales hará hacer a Mariano Coppedé. Terminados los estudios inicia la actividad de diseñador, proyecta espejos, cofrecillos, marcos, agujas y una serie de lámparas para la empresa Schulz de Berlín y para otras empresas europeas. En 1898 participa en el concurso para el manifiesto de la Exposición Nacional de Turín con la obra “Incandescenza”, diseñado para la empresa Lipizzi. Con el amigo Alessandro Marcucci frecuenta Giacomo Balla, Umberto Boccioni, Vittorio Grassi, Gino Severini, Umberto Bottazzi.

Desde 1903 empieza a colaborar con «Fantasio», «L’Avanti della Domenica», «Rassegna Internazionale», «Novissima».  En 1905 es diseñador de vestuario del neonato Teatro Stabile de Roma y en 1908 diseña los vestidos y proyecta la escenografía de “La Nave” de D’Annunzio en el Teatro Argentina de Roma. En el mismo año junto a Grassi y Bottazzi da vida al semanal «La Casa», mientras con el amigo Marcucci y Sibilla Aleramo promueve la construcción de escuelas en el campo romano. En 1913 diseña los muebles y los vestidos para la película “Gli ultimi giorni di Pompei”.

Ilustra “Nel regno dei nani” de A. France, “Storie Meravigliose” de N. Hawthorne y “Le Mille e una Notte”. En 1914 diseña las escenas para Agamenón de Esquilo representado en el Teatro Griego de Siracusa con el cual tuvo una colaboración de treinta años. El mismo año participa a la Exposición Internacional del libro y de la gráfica de arte en Leipzig con algunas témperas del ciclo «Leggende Romane». En 1915 participa en la III “Secessione Romana” con un grupo de vitrales realizados por Cesare Picchiarini para la “Casina delle Civette” de Villa Torlonia. Del 1917 al 1927 es designado director de la Escuela de Cerámica en los laboratorios del “Istituto San Michele” de Roma. Su primera exposición personal es del 1919, hecha en la “Bottega d’Arte Moderna”, la galería romana de Maria Monaci Gallega. El mismo año realiza el “Monumento ai Caduti” de Priverno y participa en la Exposición de la Sociedad Promotora de Bellas Artes de Turín con algunas obras como “La pace” y “La Corazza”. En 1920 ilustra los “Racconti della foresta e del mare” y “Le mitologie” de N. Hawthorne, “Le Favole di Trilussa”, “La siepe di smeraldo” de E. Cozzani y trabaja en el “Monumento ai caduti” de Terracina con el grupo “Le dolorose”. En 1922 obtiene un gran éxito con las escenas y los vestidos para Las Bacantes de Eurípides y Edipo Rey de Sófocles. En 1923 pone en escena Los siete contra Tebas de Esquilo y Antígona de Sófocles en el Teatro Griego de Siracusa. En 1926 ilustra el grande volumen “I fioretti” de San Francisco. Entre 1926 y 1927 permanece mucho tiempo en Terracina donde dibuja al natural y prepara una serie de acuarelas sobre la historia y los mitos del Circeo. En 1928 expone en la XVI Bienal de Venecia la preparación escénica para el Teatro de la Ópera de Roma en la Muestra del Arte del Teatro preparada por Margherita Sarfatti.

En 1930, por el matrimonio de Umberto de Saboya, diseña las agrupaciones escénicas del desfile histórico que se realizó desde el Aventino al Quirinal y es nombrado “Accademico di San Luca”.

En 1931 está ocupado en el vastísimo trabajo para la decoración y los muebles del “Palazzo dell’Acquedotto Pugliese” de Bari. En 1934 trabaja en “La conquista della terra”, un ciclo pictórico para una sala de la prefectura de Latina y el mismo año decora con pinturas murales la sala de la nueva Prefectura de Ragusa. En 1948 prepara en Siracusa la Orestíada de Esquilo. En los años entre 1949 y 1959 concluye el ciclo de xilografías “Leggende romane”, compuestas de treinta y cinco grandes tablas en madera. Muere en Roma el 31 de enero de 1960.

DuilioCambellotti La Legnara, 1945 Matita su carta
Duilio Cambellotti La Legnara, 1945 Matita su carta Cm 41x116